En Diputados, el proyecto fue respaldado por 207 sufragios. Otros 32 legisladores votaron en contra. Seis abstenciones y 11 ausencias

El Congreso argentino convirtió el jueves en ley la expropiación del 51% del patrimonio de la petrolera YPF, que estaba en manos de la española Repsol, luego de que la Cámara de Diputados aprobara por abrumadora mayoría el proyecto impulsado por la presidenta Cristina Fernández. La ley, que será promulgada hoy, obtuvo 207 votos a favor, 32 en contra, seis abstenciones y 11 ausentes. Apenas los legisladores manifestaron su voluntad explotaron los festejos. En los alrededores del Congreso hubo fuegos artificiales.
La jefa de Estado sostuvo ayer que YPF exigirá «un gran esfuerzo y un gran desafío», a la vez que señaló que «este era el único camino para recuperar este instrumento estratégico» y afirmó que «cuando se hace mayor hincapié en la renta financiera se caen los países».

Según la Presidenta, no será «afectado ningún otro socio». Tampoco fue afectado el 25% en poder del Grupo Petersen, de la familia argentina Ezkenazi, aunque versiones de prensa indican que el gobierno también buscaría hacerse de esos títulos. El debate en la Cámara Baja comenzó el miércoles y continuó ayer en el recinto, mientras en los alrededores del Parlamento se reunieron cientos de militantes para celebrar la sanción de la ley. Incluso el vicepresidente Amado Boudou y el jefe de Gabinete, Juan Abal Medina, fueron al Congreso a festejar la sanción de la norma. «Este es un momento histórico que marca una política de Estado destinada a seguir mejorando la Argentina», dijo el Vicepresidente. El respaldo al proyecto, tanto del oficialismo como de gran parte de la oposición, fue considerado histórico, ya que hubo mayor consenso que ante otras leyes emblemáticas. La ley aprobada declara «de interés público nacional y como objetivo prioritario» de Argentina «el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, así como la exploración, explotación, industrialización, transporte, y comercialización de hidrocarburos» y recobra para el Estado el 51% de las acciones de YPF.

La sesión fue seguida por militantes oficialistas en los palcos, además de gobernadores, intendentes, funcionarios, dirigentes políticos, sociales, de derechos humanos y gremiales, actores, deportistas y cantantes. Además del Frente para la Victoria y los bloques aliados al kirchnerismo, acompañaron la norma en general la mayoría de la UCR, el completo del Frente Amplio Progresista (FAP), Proyecto Sur, el bloque de Felipe Solá y una minoría del Frente Peronista y de la Coalición Cívica (CC). En contra estuvieron el PRO, la mayor parte del Frente Peronista, Unión por Todos, en tanto que se abstuvieron la diputada Graciela Ocaña y un grupo de la CC. Al cerrar la sesión, el titular del bloque de Diputado del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, dijo: «hoy estamos aquí porque la Presidenta tomó la fuerte decisión política de nacionalizar YPF», enfatizó. Afirmó que no se hizo antes porque «hace dos años era inviable», tras recordar que «ningún bloque de la oposición le permitió a la Presidenta gobernar durante 2011 con Presupuesto».

Momentos antes, el radical Ricardo Gil Lavedra explicó el acompañamiento de su bloque al proyecto oficialista, aunque dijo que «el Gobierno no puede encubrir el déficit energético con esta ley». También a favor, por el FAP, el socialista Juan Carlos Zabalza aseguró que su espacio «está donde están los intereses de la Nación». Entre los opositores a la medida, la diputada del PRO, Laura Alonso, subrayó que «la última década de la historia energética argentina demuestra los errores, las decisiones, las omisiones, y el desgobierno de las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner».

A partir de hoy, cuando se promulgue la norma, será de «interés público nacional y como objetivo prioritario» del país «el autoabastecimiento de hidrocarburos, así como la explotación, industrialización, transporte y comercialización» de los mismos. (DPA-NA-Télam)

el flujo de capital 

SANTIAGO DE CHILE.- La Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal) sostuvo que no hay indicios de que las expropiaciones en Argentina y Bolivia afecten a la inversión extranjera directa en la región. «No vemos una tendencia en ninguna dirección», subrayó la secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena, al presentar el informe anual de inversiones en el subcontinente. La funcionaria ahondó que «los flujos que llegan a Argentina representan sólo el 5% de los flujos que llegan a toda la región», estimados en U$S 153.000 millones en 2011. (DPA)FMi

No observa peligros

WASHINGTON. – El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que no observa una tendencia de nacionalizaciones en Sudamérica pese a las recientes decisiones en tal sentido de Bolivia y Argentina, cuyos estados han tomado el control de filiales de empresas españolas. Un portavoz del organismo sostuvo que considera importante que todos los países en todas las regiones mantengan un clima de inversión predecible. «Es una región muy diversa y nosotros no diríamos que estamos viendo una tendencia», agregó el portavoz del organismo, Gerry Rice. (Reuters)El kirchnerismo festejó la reestatización dentro y fuera del Congreso. Desplegaron banderas y remeras y hasta hubo fuegos artificialesESPAÑA

BOLIVIA NO ES ARGENTINA

BUENOS AIRES.- El gobierno español consideró que la Argentina debería seguir el camino de Bolivia, que expropió una compañía ibérica del área energética, y pagar un «justiprecio» por las acciones que tenía Repsol en YPF. El canciller José Manuel García Margallo destacó que Evo Morales dijo que la tasación de Transportadora de Electricidad, filial de la española Red Eléctrica de España, la hará una empresa independiente. «Es el camino que parece haber tomado Bolivia y que a mí me gustaría que tomase Argentina, que todavía puede pagar el justiprecio», dijo Margallo. (DyN)Repsol

Pide U$S 46 por acción

BUENOS AIRES.- Repsol estimó que la acción de YPF vale U$S 46,55, lo que supone un reclamo por indemnización a la Argentina de U$S 10.500 millones por la expropiación del 51% del paquete. La subdirectora de Relaciones con Inversores Institucionales y Analistas de Repsol, Victoria Velásquez, consideró que ese es «el precio justo que Argentina debería pagar por YPF». Durante una conferencia que reproduce el diario Expansión, Velásquez calificó la expropiación como «ilícita» porque considera que «el principal motivo que ha dado Argentina, el de la escasa inversión, es falso».(DyN) (GACETA TUCUMAN)