45 trabajadores subcontratistas de la Minera Escondida estarían contaminados con agua, tras haber usado las duchas del recinto, según denunció el sindicato de subcontratistas de la empresa.

«El agua de los baños presenta irregularidades que ha afectado a los trabajadores que tuvieron contacto con ella», aseveró el presidente del sindicato de subcontratistas, Raúl Palavecino, quien fue entrevistado por Radio Biobío.

«Veremos si esta agua está realmente aprobada. Si existe alguna muestra de que es apta para bañarse», afirmó el dirigente sindical.

Hasta ahora 45 personas han concurrido a policlínicos en la región de Antofagasta, producto de la contaminación que presentaría el agua de las duchas.

A los afectados se les estaría suministrando Loratadina, un antihistamínico para controlar la alergia que los aqueja.

En tanto, la seremi de Salud de Antofagasta, Pasme Seleme, dirigió una inspección fiscalizadora en el lugar donde supuestamente podrían haberse enfermado los trabajadores.

Cabe destacar que dicho organismo regional ya habría recibido la denuncia por parte del sindicato de trabajadores subcontratados de la minera, en la cual se recalcaban las malas condiciones laborales en las que se encontraban los empleados de la Minera Escondida. De comprobarse las irregularidades, la seremi correspondiente iniciará un sumario para encontrar las responsabilidades del caso.(LA NACION – LT)